Inbound Marketing

Inbounce Marketing que es y como aplicarlo

El marketing en internet es de los sectores más dinámicos y cambiantes que existen, de ahí que cada día nazcan nuevos conceptos y terminologías que no siempre es fácil estar actualizado y comprenderlas para quienes no trabajan en estos ámbitos. El Inbound Marketing es un claro ejemplo, que pocos dueños de comercios online comprenden o saben aplicar.

Inbound Marketing no sólo es una metodología, sino también una filosofía que condiciona la manera en la que una empresa gestiona sus acciones de marketing.

En pocos palabras, podría decirse que el inbound marketing consiste en una serie de técnicas de marketing dirigidas a incrementar el número de visitantes que registra una determinada página web, un blog o un perfil en redes sociales, con el fin de que acaben convirtiéndose en leads (es decir, registros o cupones con los datos de aquellas personas que se han interesado por los contenidos online de la empresa). A partir de aquí, los responsables de marketing irán trabajando con esta información, con el objetivo de preparar a los usuarios para que conozcan bien la compañía y acaben convirtiéndose en clientes.

Sin embargo, el inbound marketing engloba una realidad mucho más compleja, y que es la que resumimos a continuación y que está llamado a revolucionar el mundo marketing a corto y medio a plazo.

Podemos afirmar que el Inbound Marketing es una metodología que se basa en 5 técnicas de marketing:
1. Atracción de Tráfico

1) Atracción de tráfico. Esta forma de publicidad se articula a través de diversos recursos y soportes online: por ejemplo, blogs, podcasts, vídeos, e-books, boletines,whitepapers, técnicas de optimización para motores de búsqueda (search engine optimization o SEO), redes sociales, marketing, estrategias de marketing de contenidos… En cualquier caso, la clave del éxito no consiste en limitarse a llevar a cabo estas técnicas, sino en coordinarlas. Aunque todas ellas son necesarias para crear un canal de tráfico orgánico cada vez más visitado, así como perfiles sociales que vean crecer su número de seguidores, su verdadera efectividad pasa por trazar una estrategia que permita trabajar todos estos aspectos conjuntamente.

2) Conversión. Este aspecto engloba procesos y técnicas que se utilizan para convertir el tráfico web obtenido en una base de datos, indispensable para que cualquier acción de inbound marketing llegue a buen puerto.

3) Automatización del marketing. Tras haber obtenido (o adquirido) la base de datos, es el momento de poner en marcha dos técnicas destinadas a trabajar con esta información: el lead scoring y el lead nurturing.

  • El lead scoring hace referencia a la valoración del nivel de cualificación de los leads (es decir, hasta qué punto es posible saber qué contactos son los que están más cerca de formalizar una compra). En otras, palabras, es lo que permite medir la temperatura del cupón respecto a su intención de adquirir un producto o servicio, y al mismo tiempo, de saber cómo evoluciona la postura de nuestros compradores potenciales.

4) Fidelización. En cualquier caso, el inbound marketing no sólo se orienta a conseguir clientes finales. También se centra en otros aspectos, entre los que se cuentan los siguientes:

  • Mantener a los clientes satisfechos.
  • Ofrecerles información que pueda resultarles útil.
  • Cuidar de aquellos leads que, pese a que nunca llegarán a ser clientes (por ejemplo, por falta de poder adquisitivo), siguen todas las novedades de la marca y, por lo tanto, pueden convertirse en prescriptores de la misma en Internet.

5) Sincronización. El principal reto del inbound marketing no estriba en las cosas que hay que hacer, sino en cómo hay que hacerlas. Para entender mejor esta afirmación, podríamos compararlo con una fábrica que, en este caso, se alimenta con contenidos de calidad y de la que, en vez de productos físicos, deben salir clientes. Y como sucede con cualquier factoría real, si sus engranajes no están bien ensamblados, el rendimiento que nos dará el inbound marketing no será el deseado. Por este motivo, el verdadero valor y el secreto de esta forma de hacer marketing estriba en organizar bien todas las técnicas señaladas. Algo que, sin embargo, no siempre es fácil de conseguir.

 

Al igual que sucedió con los conceptos de SEO o SEM, el inbound marketing no sólo ha llegado para quedarse, sino que alcanzará altas cotas de popularidad, ya que da respuesta a la necesidad de crear un canal de captación propio.

En los siguientes gráficos generados mediante Google Trends, se aprecia la evolución de la popularidad de los dos términos señalados, y cómo ha ido consolidándose en los últimos años:

En esta línea se inscriben los resultados de un informe reciente elaborado por HubSpot y correspondiente al 2013. Según esta investigación, casi 6 de cada 10 empresas de marketing de todo el mundo (concretamente, el 58%) ya han incorporado el inbound marketing a sus estrategias. Asimismo, el presupuesto dedicado a este tipo de acciones se ha incrementado cerca de un 50% en el último año.

Dos datos que, lejos de ser una apuesta a ciegas por parte de los marketers, responde a la mayor efectividad del inbound marketing respecto a otras técnicas convencionales. De hecho, mientras que las empresas encuestadas afirman que el 22% de sus leads proceden de acciones basadas en el outbound marketing, este porcentaje crece hasta el 34% en el caso de la estrategia de inbound marketing. En otras palabra, ésta ya aporta a las organizaciones 1 de cada 3 de sus clientes potenciales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.