,

Las Cookies y la nueva Ley de Protección de Cookies.

Las cookies son una porción de código que se almacena en nuestro navegador cada vez que visitamos una página para así ofrecer información al sitio que visitamos además de obtener numerosas ventajas, como recordar nuestros datos en dicho sitio o recibir ofertas personalizadas a nuestros gustos. El empleo de cookies puede alterar o invadir nuestra privacidad sin saber realmente que hacen las páginas web con nuestros datos. Hay muchos servicios de análisis o publicidad que utilizan las cookies para recabar información y aunque estando restringidos a la Ley LSSI de abril de 2012, es ahora cuando después de la denuncia de un usuario se empieza a ver realmente su cumplimiento.

El usuario debe de dar consentimiento a la instalación de las cookies que deseemos utilizar, avisándole con tiempo de que el navegador procederá al guardado de dichos archivos y a su uso. Tras haber sido informado, el usuario puede aceptar o no esta política de cookies, pudiendo presentarse su aceptación de diversas maneras:

  • Mediante un cuadro de aceptación por el que se aceptará explícitamente el uso de cookies.
  • Mediante un aviso bien visible en la página que inste a la lectura y comprensión de la política de protección de datos llevada a cabo en la web relacionada con las cookies. Dicho aviso tendrá que ser por capas dependiendo del nivel de navegación dentro de la web, debiendo de quedar visible un enlace a la política de cookies de la página.
  • Mediante el formulario de suscripción a la página. Si la web se basa en usuarios registrados, podremos formular un campo donde el usuario pueda aceptar la inclusión y uso de cookies.
  • Mediante la aceptación de la política de cookies tras aceptar la descarga de un archivo o aplicación.

Hemos de tener en cuenta un punto añadido importante: si con las cookies recabamos información personal del usuario, deberemos de cumplir obligatoriamente con la ley de protección de datos. Aunque obviamente, y tratándose de un comercio online, ya partiremos cumpliendo con dicha ley para asegurar la privacidad de datos de compra y de registro.

Existe actualmente mucha confusión en torno a este tema, habiéndose adaptado casi todas las webs, especialmente las relacionadas al comercio electrónico, al formato necesario para cumplir la ley de cookies manteniendo siempre el aviso en pantalla y un enlace a la política seguida por nuestro comercio. Es imprescindible redactar dicha política de cookies teniendo en cuenta los datos que recabamos, sus usos y las garantías que el usuario tiene ante la recolección y uso de los datos proporcionados, facilitándole la manera de borrar los registros del navegador.

Todas las webs, independientemente de si se dedican al comercio electrónico, son blogs, páginas de información o de entretenimiento, están regidas por la ley de cookies. En el caso de que las cookies que usemos estén exentas (las que se usan estrictamente para permitir la conexión entre el equipo y la red y aquellas necesarias para el servicio demandado por el usuario), no deberemos de preocuparnos. Pero, si utilizamos cookies para la medición, publicidad o servicios similares, necesitaremos poner en práctica la política de cookies que os hemos descrito.