,

Ultimas tendencias tecnológicas

Si hay una cosa que es dramáticamente clara de la semana Consumer Electronics Show en Las Vegas, es que el futuro no está definitivamente sobre el móvil o televisores inteligentes o estupendas cámaras digitales delgadas. En lugar de estos principales aparatos de consumo, los productos que consiguen la atención en esta semana tecnológica son tremendamente diversos … de Tarjeta de red inalámbrica “teteras inteligentes” a “cepillos para el cabello Autofoto” al estado de ánimo de seguimiento muñequeras . En medio de la estupidez de los productos, a veces demasiado extravagantes, pero sin embargo es cuantificable la tendencia electrónica de consumo, que está a punto de eclipsar el “Internet de las cosas” y ofrecer una gran oportunidad para los vendedores que ponen atención en las últimas tendencias tecnológicas.

Tendencias tecnologicasEsta semana Shawn Dubravac, economista jefe de la Asociación de Electrónica de Consumo, lanzó un libro perfectamente sincronizado llamado “Destiny Digital” y ha estado hablando con frecuencia acerca de las tendencias que cambiarán el mundo de la tecnología y el comportamiento del consumidor en el próximo año 2015.

Una de sus predicciones es que los “objetos inteligentes y conectados, darán paso al “Internet of Me”, donde esta conexión de las cosas va a transmitir datos sobre su uso a fin de informar el cambio de comportamiento o acción en el mundo real .

El mayor tema único que emerge de CES es la importancia de este ciclo de retroalimentación de datos de nuestros productos de nuevo a nosotros mismos.  Estamos pasando de simplemente ser los creadores de datos a través de nuestro comportamiento para los consumidores en tiempo real y dueños de nuestros propios datos – y tiene grandes implicaciones para su estrategia de marketing en 2015.

 

Probablemente ha oído hablar mucho acerca de los últimos cambios tecnológicos en el último año,  el problema es que la mayor parte de la discusión sobre estos datos, por lo general, se centra en un solo tema: cómo las empresas pueden analizar y utilizar la enorme cantidad de datos que ahora son capaces de recoger, con el fin de crear mejores experiencias, más personalizadas para sus clientes.

Al mismo tiempo, los minoristas más físicos están haciendo movimientos para integrar la tecnología en sus lugares – desde aplicaciones móviles sincronizados con los llamados “espejos mágicos.”   El crecimiento de omnichannel al por menor (crear una experiencia de cliente sin fisuras a través de todos los canales) está llevando a lo que algunos los analistas han comenzado a llamar la “DigiCal” mezcla de experiencias digitales y físicas.

Todo esto es ayudar a las marcas a mejorar en la recolección y análisis de datos. El eslabón perdido es conectar todo esto. La marca, propiedad de los datos, con los datos de consumo.

En el futuro, las mejores experiencias de los clientes serán compartidas con el fin de mejorar su propia experiencia.

Parece que todos los aparátos tienden a conectarse a internet, el aumento de la tecnología portátil ofrece a los consumidores la posibilidad de recopilar datos sobre sus propios comportamientos, de una manera que nunca antes fue posible. Gracias a las preocupaciones sobre la privacidad de datos, sino que también ahora tienen las llaves para abrir estos datos de las plataformas donde se recoge y elija compartirla de manera que puedan beneficiarse de ella. Es que no es tan fácil de hacer … aún.

Imagínense lo que podría ser posible si los clientes pueden compartir fácilmente sus propios datos auto recogidos con el fin de mejorar sus propias experiencias?

Vendedores de Atletismo podría utilizar esta auto-recogida de datos del comportamiento de los clientes para personalizar el ajuste de sus productos.  O el histórico de las mesas reservadas en un restaurante acompañado por las críticas anteriores en Yelp, podría convertirse en activos para los sibaritas frecuentes y negociar un trato VIP.

La gran información de datos estadísticos ya no están reservados para las grades plataformas o productos o marcas. En 2015, esos datos cada vez serán conjuntos de datos nuevos desagregados y pertenecerán a los consumidores … creados por esos productos, aparentemente tontos como por ejemplo las wifi-teteras o pulseras de seguimiento del estado de ánimo.

La propiedad de los datos generados por el consumidor, rivalizarán con los grandes datos estadísticos de la marcay la clave podrá ser encontrar maneras de enlazarse juntos para crear más valor.

Los consumidores podrían ser atraídos a compartir estos datos, los vendedores también podrían desbloquear su poder para aumentar su propia colección de datos y crear nuevas promociones y productos personalizados. Una revisión temprana de la CES (primeros informes de Forbes) colaborador y comercializador Jonathan Salem Baskin lamentó que las vitrinas de productos tecnológicos parecían ser “todo tecnología, sin gente.”   Observando el desfile de productos introducidos esta semana, es difícil estar en desacuerdo.

Sin embargo, la tendencia más significativa de esta semana, puede tener poco que ver con los propios productos, y mucho más que ver con lo personal, los hábitos cotidianos y la recopilación que los consumidores recogen sobre sí mismos y sus propios hábitos. Las posibilidades de lo que los vendedores podrían hacer con este tipo de datos es casi interminable.

De los datos recopilados, de cualquier forma, sólo son útiles si podemos ganar el derecho de solicitarlos a los consumidores, y luego encontrar formas auténticas de agregar valor a sus experiencias mediante el uso de la tecnología.

Rohit Bhargava es un cazador de tendencias y el autor de cinco buenos libros de negocios. Actualmente está escribiendo su Informe Tendencia 2015 mostrando 15 tendencias que están cambiando la forma en que compraremos o venderemos en el próximo año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.